Escribiendo por ahí (apuntes para la escritura de viajes)

Empecé a viajar y a medida que avanzaba en el camino me quedé sin palabras, contemplando la inmensidad del mundo, sus peculiaridades, las maravillas de la cotideaneidad del otro lado del globo. Dicen que todos los viajeros atravesamos esta etapa. Una vez que el encanto disminuye y caemos en la realidad, los viajeros nos convertimos en increíbles narradores de historias, las cuales bien podrían pertenecer a un libro de ficción pero no, ocurrieron realmente y las vivió alguien como uno, alguien que simplemente un día decidió cruzar las fronteras de lo conocido y sumergirse en  la incertidumbre.

Fue precisamente en este punto de inflexión de mi vida viajera cuando me encontré con el blog de Aniko Villalba  – que dicho sea de paso es el blog-biblia de los viajes mochileros, todos lo encontramos en algún momento. Viajando por ahí me abrió las puertas al mundo que quería conocer: sí se podía vivir viajando, los días podían estar todos y cada uno de ellos cargados de aventuras y emociones, la imagen de exploradora trotamundos que tenía como inalcanzable en mi mente podía concretarse y hasta era bastante normal en ese momento.

aniko-villalba-bio
Aniko Villalba, autora de

Días de Viaje contiene más de 300 páginas de experiencias plasmadas en papel, una colección de recuerdos personales invaluable con el poder de transportar al lector al otro lado del mundo. Es por eso que al leerlo lo sentí como un viaje en sí mismo: el libro de Aniko es un viaje en papel.

“Al vivir viajando, cada uno de mis días empezó a ser distinto al anterior. Mi rutina pasó a ser la falta de rutina: nunca sabía en casa de quién iba a dormir, qué paisaje iba a conocer, qué comida iba a probar, qué persona iba a encontrarme, qué situación iba a ocurrir”

El proceso creativo del autor a la hora de expresar una idea es lo que produce mayor curiosidad, una especie de “destrás de escena” artístico. Si bien en su blog Aniko detalla las etapas de creación de su libro (posts que devoré en una misma tarde sentada en la computadora) me habían quedado algunos cabos sueltos y me animé a investigarlos. Así, como si me hubieran sido concedidos tres deseos, Aniko se dispuso a contestarme tres preguntas cuyas respuestas me dedico a compartir en este post.

Las rutinas de los autores nos permiten espiar un poco su proceso creativo. Durante los 9 meses en que escribiste “Días de Viaje” ¿Cómo era tu día a día? ¿Qué similitudes y diferencias encontrás con tu rutina actual, escribiendo tu segundo libro?

– Durante los 9 meses de trabajo de “Días de viaje” me dediqué solo a eso. Primero lo ideé en papel, anoté a mano las historias que quería incluir, los ejes, y después escribí casi todo en computadora. Estaba en una etapa bastante noctámbula así que trabajaba más de noche que de día. pasaba horas frente a la computadora leyendo, editando, corrigiendo, releyendo. Imprimí una de las últimas versiones en papel para poder editarla a mano. A la vez, como el libro fue autopublicado, me encargué de hacer la preventa, de programar una tienda online, de darle difusión…

El proceso de mi segundo libro es muy distinto. Lo empecé hace más de un año pero no estoy dedicada de manera tan exclusiva e intensiva como el primero. Sigo con mis rutinas de trabajo y hago el libro más despacio. Estoy trabajando junto con un editor y una ilustradora y me gusta mucho reunirme con ellos y compartir el proceso creativo.

En Viajando por ahí mencionaste varios libros que leíste mientras redactabas y compilabas tus historias; escribir.me contiene mucho más material de ese estilo… ¿Podrías nombrar tres libros clave para inspirar a todo futuro escritor?

Tres libros que me gustan acerca de escribir:
“Writing down the bones” de Natalia Goldberg
“Mientras escribo”, de Stephen King
“Bird by bird” de Anne Lamott.

Retratan muy bien el día a día del escritor.

Tu primer libro fue como un primer hijo, con él aprendiste a ser escritora en papel. A grandes rasgos ¿Qué enseñanzas te dejó esa experiencia?

Que hacer un libro lleva muchísimo trabajo, que uno cambia mucho de un libro a otro, que un libro congela en el tiempo un momento de la vida del autor.

“La escritura de viajes es una de las más personales. Y no me refiero a la confección de guías ni folletos turísticos, sino a la transmisión de las experiencias, sentimientos y vivencias del viaje en sí. Viajar es algo que nos involucra de pies a cabeza y así como cada uno lo vive a su manera, cada cual lo relata de forma distinta”

Existe un mundo diverso y multicultural así como también hay mundos de papel. Aniko coexiste en ambos, los une, los integra, y exterioriza todo el proceso en su escritura. Para volar más con sus historias pueden conseguir el libro en la tienda de Aniko.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s